jueves, 14 de julio de 2016

Idea de un loco

Comienza a surgir una sensación en algún lugar dentro de mi; no de mis entrañas, es mucho mas complicado que eso. Recorre y no se detiene, me paraliza y solo siento la necesidad de dejarme llevar. Y, ¿si solo soy un pensamiento? Una idea, la idea de un loco paranoico encerrado en algún manicomio del que, dado sus huéspedes, casi nadie conoce su ubicación y funcionalidad. A lo mejor estoy a punto de esfumarme de su cabeza, y por consiguiente, todo rastro mio; mis buenas y malas acciones. Bueno, seré juzgado por aquellos con quienes compartí mi tiempo, mis minutos, mis horas, días, años.. Después de todo, la memoria no perdura eternamente. La memoria se desgasta y con el tiempo, todo lo que fuimos, si genios o personas ordinarias, bondadosos o malvados, es olvidado y en la nada se entierra, como ataúd vacío.

viernes, 27 de mayo de 2016

Un mundo ignoto

En estos últimos minutos creo poder ver todo, desde mis pies pisando sobre este suelo húmedo, hasta mis ojos viendo caer las hojas secas que cumplieron su ciclo y en su caída se dejan seducir por el viendo que sopla desde.. alguna dirección. Quisiera hacer de estos minutos toda una vida y de esa vida toda una eternidad.. 
Se hace emotivo sentir como todo sucede tan lento; como una lagrima tarda tanto en deslizarse, atravesando una montaña por mejilla y mezclándose en un lago por sonrisa. Sin embargo, todo sucede, y me limito a pensar más allá de lo que este lapso me permite. ¿Será esto el fin de algo?, o tal vez, el principio de un mundo ignoto..
Todo es confuso, pero se siente increíble estar perdido, y, más aún, en estas sensaciones, de paz, serenidad que llenan el alma e invitan al hospedaje fraternal..  Nada importa ya, solamente dejarse ir con felicidad.

viernes, 6 de mayo de 2016

Las aves que sonreían

Pequeñas aves visitan diariamente mi ventana, mas aún en días grises, días que dejan mi rostro pálido sin razón aparente. Se desprende mi alma, atraviesa la ventana, y a las aves, y me abandona; la soledad es quién me custodia, sigilosa, en algún lugar de mi cuarto, en algún lugar, en mi vida..
No queda mas que objetos materiales que me rodean y me invitan a padecer... en vano.
Angustiado, permanezco calmo en plena e inmensa soledad que consume mis ánimos de luchar en esta guerra contra un enemigo que siempre estuvo allí, esperando mi rendición, pero, mis ojeras de hombre cansado y enterrado hace tiempo se niegan a intermediar, y la tarde, y la lluvia van entristeciendo todo, congelan y marchitan cada una de las que fueron mis animaciones alguna vez. De grisáceo, el panorama se torna oscuro y ella se acerca, ella me abraza y me susurra al oído recuerdos penosos hallados en mi inconsciente.
A lo lejos, a través de la ventana, lo ultimo que me permite ver en este agonizar es a mi alma alejándose lentamente por el camino, en compañía de las aves que sonreían. 

miércoles, 17 de febrero de 2016

La perdida de mi razón

Recorrí caminos, mis pies se han cansado, y aún falta tanto para llegar...
Me vi caminando en la acera, con la vista perdida en el suelo y no me atreví a hablar. Vi que en mis ojos edificios ardían y se desplomaban, y fui solo otro rostro espectador asustado. Traté de advertirme cuando vi que mi mano y la mano de mi otro yo se estrechaban en señal de mi futura perdición, y no me atreví a intervenir, pues, siempre permanecí quieto, fingiendo despreocupación, como al observar personas y amantes pasar. Me vi atrapado en mi angustia y desperté en el fondo del mar, sonriendo...
A veces no puedo detenerme al soñar, quizá esté destinado volar, sin vuelta atrás, y con mis anhelos tan lejanos, escapando, como gaviotas hacia la perdida de mi razón. 

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Mi universo

Me derretí en plena nieve de trineos y muñecos a causa de tu sonrisa omnidireccional, sin intenciones de dar en un blanco. Pero haz dado... Haz dado en el punto mas débil de mi apetito por despertar cada mañana y ver el alba teñido de enamoramiento. Atontado, con mirada ciega para un mundo que me rodea. Con ojos de mirada profunda para mi único universo que eres tú. El sol, la luna y las estrellas y cada planeta se detiene y levito entre ellos cuando te veo. -Con solo parpadear y verte...-. Los vientos soplan y en el aire se percibe la fragancia de tu extraordinaria tú que al pasar acaricia las hojas de los arboles convirtiéndolas en cartas de amor infantiles, acorazonadas, coloreadas a crayón rojo "lo nuestro será eterno".

viernes, 4 de diciembre de 2015

Lobos hambrientos y aullidos lujuriosos

Hoy te oyes demasiado apagada mi quería. Tus gritos de silencio; puros y ensordecedores como las olas golpeando, con entusiasmo e ira, las costas desoladas de mis intentos de pellizcarte una sonrisa abrillantada por la mañana impactan en mi pecho. Mi cariño primaveral marchita sus rosas entintadas al vino, que, sonrojadas, esperaban tu visita este año. No te detengas, no enmudezcas tu callar de tono imponente. He interpretado tus cantares tenuemente sigilosos por la luminosidad de la luna en tu repentino anochecer plagado de lobos hambrientos y escoltado por aullidos lujuriosos.

martes, 1 de diciembre de 2015

Un mundo extraño

Un día desperté y me encontré en un mundo que desconocía, un mundo vivo y brillante, pero no podía brillar con el...Refugiado, oculto en las sombras de objetos sin vida, atemorizado y angustiado como un zorro salvaje, que, por aventurarse llegó a la ciudad y no supo como regresar a su hábitat ya deforestada veo los días pasar como hojas en el viento que sopló en la tarde de los enamorados de papel y manuscritos afectivos, y, por mas que mis plegarias al dios de los momentos vividos mas anhelados fueran tan entristecedoras e incesantes jamás regresaré ese tiempo atrás, mi vida pasada. Muero en cada despertar y mi cadáver, pálido contrasta opacamente en un mundo de sonrisas que no comprendo, o quizá lo hago y estoy tan muerto como para comprender...